ELEGIR MI CERRADURA DE SOBREPONER


1 ELECCIÓN EN FUNCIÓN DEL LUGAR DE INSTALACIÓN 2 MODELOS DE CERRADURAS 3 SISTEMA DE CIERRE 4 NUMERO DE PUNTOS DE CONDENACION 5 EJE y ENTRE-EJE 6 NORMA A2P (Seguro Prevención Protección) 7 PROTECCIONES 8 LLAVE 9 OTRAS VERSIONES 10 ACABADOS

La cerradura de sobreponer es una  cerradura para puerta con una carcasa visible. La carcasa se fija directamente  en la puerta.  Las cerraduras de sobreponer son fáciles de instalar y se  fijan al mismo momento sobre el borde y la superficie de la puerta hecho que la  hace resistente al arrancamiento. Las cerraduras de sobreponer se utilizan  cuando la anchura de la puerta no permite empotrar una cerradura, para las  puertas antiguas o tradicionales o bien para los portales. Diferentes criterios  entran en juego a la hora de elegir su cerradura de sobreponer:

A continuación los  10 consejos clave para poder elegir bien su  cerradura de sobreponer:

1

ELECCIÓN EN FUNCIÓN DEL LUGAR DE INSTALACIÓN



      Puerta de entrada
Tendremos en cuenta notablemente la  calidad de la cerradura (anti corrosión para una entrada de un piso o casa, un  hangar…), el número de puntos de condenación y el nivel de protección aportado  por el cilindro y la llave.
     
      Puerta interior
Las cerraduras de sobreponer se  utilizan para las puertas intermediarias porque son sencillas de instalar.
     


      Puerta  de garaje
Las cerraduras de sobreponer son  prácticas para las puertas de garaje y existen modelos específicos para las  puertas basculantes y para las cortinas metálicas.
     
      Puertas de sótanos o cavas
Las cerraduras de sobreponer se  utilizan habitualmente para las puertas de sótano con un candado o un cerrojo  de complemento.
     


      Puerta de servicio
Se utiliza generalmente cerraduras  anti-pánico equipadas con una barra lateral que facilita la evacuación en caso  de incidente o bien cerraduras plastrón equipadas con un bloqueo de urgencia al  lado interior de la puerta (plastrón accionando un pestillo a media vuelta)
     
      Portal
Prácticas y muy seguras para las  rejas y portales, hay gamas de cerraduras de sobreponer específicas para los  portales. Estas cerraduras están tratadas contra la corrosión.
     


      Vitrinas
Cerraduras especificas para armarios  o vitrinas de objetos de valor.
     
      Nota:
Las cerraduras de sobreponer se instalan en la puerta en  el lado interior salvo en el caso de las prisiones u hospitales especializados..
2

MODELOS DE CERRADURAS

      CERRADURAS HORIZONTALES O VERTICALES
Las cerraduras verticales están  concebidas para puertas con un montante estrecho, y las cerraduras horizontales  se utilizan para puertas más anchas.
     

      CIERRE TIRANDO O CON POMO
La apertura y el cierre se pueden  realizar con un pomo (o con un boton)fijado en la carcasa de la cerradura o  bien con un tirador instalado al lado de la cerradura.
     

3

SISTEMA DE CIERRE

      Cerraduras de sobreponer equipadas con un cilindro
 
Cilindro redondo
Cerraduras de sobreponer vendidas con  una versión con cilindro y botón (cierre con llave por el exterior y con un botón  por el interior) o una versión de doble cilindro redondo (cierre por llave  desde el interior y desde el exterior.
 
Cilindro de perfil europeo
Si su cerradura está configurada para  albergar un cilindro intercambiable, la seguridad por la llave dependerá del  modelo de cilindro elegido (ver nuestra ficha “elegir su cilindro. Consultar la  ficha).
También es posible aumentar su nivel de seguridad por el  cilindro o por ejemplo elegir un cilindro con una llave única, cosa que va a  permitir utilizar tan solo una llave para abrir todas sus puertas (ver nuestra  ficha « saber más sobre la llave única: consultar la ficha)
     

      Cerraduras de sobreponer con llave
 
Nivel de seguridad simple
Apertura y cierre con una llave en L  o llave « eve » (con ranuras). El paneton o cuadrado inferior de la  llave posee ranuras que le permitirá activar el mecanismo de cierre y apertura.
 
Cerradura con llave borja
El paneton o el rectángulo inferior  de la llave poseen ranuras y también cortes en diferentes alturas. Las borjas son  piezas móviles que se activan por un muelle que permite mantener inmóvil el  pestillo durmiente o liberarlo por la acción de la llave, para la apertura o  cierre.
     

      Cerraduras de sobreponer con empuñadura simple o con botón de cierre
 
Cerradura con empuñadura
Cerradura de sobreponer provista de  una empuñadura. Este tipo de cerradura permite cerrar una puerta pero no  permite condenarla. Esta cerradura se utiliza generalmente cuando no es posible  utilizar una cerradura a empotrar.
 
A condenación
Ciertas cerraduras de sobreponer  tienen una apertura por rotación de un botón y otras son igualmente provistas  de un  cerrojo de condenación.
     

4

NUMERO DE PUNTOS DE CONDENACION

      Contrariamente a las cerraduras de un  solo punto que solamente disponen de un solo punto de cierre,
Las cerraduras multipuntos aseguran  un bloqueo de la puerta en varios puntos de seguridad. Estas permiten reforzar  la seguridad y reducir el número de puntos de comando a un solo punto de  apertura y cierre cerrando generalmente 3 puntos de condenación con una sola  llave, de una sola vez.
 
Las cerraduras de sobreponer  multipuntos más corrientes poseen 3 puntos de cierre: en alto, abajo y en el  centro de la puerta. De todos modos existen cerraduras multipuntos que pueden  llegar a 12 puntos de cierre. Es la rotación de la llave quien acciona  mecánicamente los diferentes puntos de bloqueo.
 
Las cerraduras de sobreponer poseen una cerradura central que acciona  varios pestillos que permiten el cierre en diferentes puntos de anclaje. Existe  2 configuraciones posibles según los pestillos de condenación de su cerradura  (estando el pestillo en la parte móvil que entra en el cerradero para bloquear  la puerta):
  • Sea un pestillo lateral  que condena la apertura de la puerta en la estructura del cuadro, un pestillo  alto que bloquea la apertura de la puerta en la parte superior de la estructura  o marco de la puerta y un pestillo en la parte baja que asegura la puerta por  el suelo.
  • O bien un pestillo  lateral central, un pestillo lateral alto y un pestillo lateral bajo que  aseguran la puesta en el marco de la misma.
     

5

EJE y ENTRE-EJE

      El Eje Corresponde a la  medida entre el borde externo de la caja de la cerradura y el eje central del  qgujero del cilindro, del agujero de la llave o el agujero del boton de  condenacion segun el modelo elegido.
     
      EL ENTRE-EJE corresponde a la medida entre el eje central del cuadrado de la manilla o  pomo y el eje central del cilindro, del agujero de llave o del botón de  condenación según el modelo elegido.
     

      En el caso de la cerradura de sobreponer con cierre sin  condenación, el eje corresponde a la medida entre el borde extremo de la caja  de la cerradura y el eje central del agujero del puño o manilla.


Otras medidas a tener en cuenta :
     
      Medida de cuadrado
Siempre es preferible conocer el  cuadro del agujero del puño o manilla de la cerradura, esto permitirá elegir el  buen modelo del puño. La anchura estándar de un cuadrado es de 6mm, 7mm u 8mm y  la largura estándar es de 75mm.
     

     

Consejo

    Para reemplazar su cerradura de sobreponer, piense a tomar las medidas  de la caja de su antiguo modelo y escogiendo una cerradura de sobreponer  idéntica o más grande, de este modo los antiguos agujeros de la puerta serán  escondidos  

6

NORMA A2P (Seguro Prevención Protección)

A2P (Seguro Prevención Protección): Es un elemento importante a tener en cuenta a la hora  de elegir su cerradura de sobreponer. El certificado A2P certifica la  resistencia a la efracción de los productos de seguridad que responden a las  especificaciones técnicas definidas. La marca   A2P es reconocida por las compañías de seguros y se puede tratar de un  criterio muy importante a la hora de escoger su cerradura de sobreponer. 

Una cerradura certificada con un A2P*  resiste más de  5 a una tentativa de  efracción, una A2P** a más de 10 minutos y una A2P*** resiste a más de 15  minutos. (Para saber todo sobre la normativa A2P puede consultar nuestra  ficha  A2P : Ver la ficha

7

PROTECCIONES

      - Protección contra el arrancamiento de la cerradura
Placa de refuerzo que se mantiene con  tornillos a la cerradura
     

      - Protección contra en arrancamiento del cerradero
El cerradero está fijado en la parte  delantera del marco de la puerta. O bien el cerradero se sitúa al nivel del  pestillo o bien el cerradero recubre toda la altura del marco en ciertos modelos  de cerraduras de  3 puntos  y queda fijado con un tornillo sobre toda la  largura del cerradero.
     

      - Protección contra el taladro de la  caja 
Placa blindada contra el taladro de  la caja en acero cementado templado.
     
      - Protección contra el cerraje del  pestillo
La sierra frota una rodadura que  evita que los dientes de la sierra corten el pestillo. Son los pasadores en  acero templado dentro del pestillo durmiente que permiten una protección contra  la sierra.
     

     

Protección del cilindro contra el arrancamiento, el taladro, la ganzúa el bumping o el snaping

Ver nuestra ficha astucia : Elegir mi cilindro >>

      

8

LLAVE



      Llaves de seguridad simple (L)
    También llamadas llaves L (en relación a su forma) o llave “eve”  (ranuras), es una llave con un pestillo que dispone de una o más ranuras pero  sin Borjas a nivel de la leva.  
      Llave de borja
Esta llave está compuesta de una  varilla redonda y su extremidad está compuesta de uno o dos levas con  diferentes ranuras (a la derecha y a la izquierda) y entalladas en diferentes  alturas
     


      Llaves serradas o estándares
Las llaves estándar también se  llaman llaves reproductibles ya que son directamente y fácilmente reproducibles  a partir de un llavín, es decir, a partir de una simple presentación de vuestra  llave modelo. La reproducción se puede realizar por cualquier cerrajero y no  necesita una maquinaria específica.
     
      Llaves serradas o estándares
Las llaves estándar también se  llaman llaves reproductibles ya que son directamente y fácilmente reproducibles  a partir de un llavín, es decir, a partir de una simple presentación de vuestra  llave modelo. La reproducción se puede realizar por cualquier cerrajero y no  necesita una maquinaria específica.
     


      Llave a pompa
Las llaves de pompa están dotadas de aletas que  permiten poner en marcha un mecanismo liberando la apertura del cerrojo con un  movimiento de presión elástico seguido de una rotación. Las pompas axiales  pueden estar equipadas de falsas muecas garantizando una elevada resistencia a  la efracción por arrancamiento o un dispositivo de pistones  y contra pistones de seguridad radial: los  pasadores están ubicados de manera circular. Las pompas siendo horizontales,  hay menos esfuerzo para entrar la llave. Un sistema de anti expulsión de la llave  dando un agradable confort de utilización también puede ser igualmente  propuesto.
     

9

OTRAS VERSIONES

      CON CROCHET
Para portales, puertas y ventanas  correderas de exterior. Para puertas interiores, hablamos de cerraduras a  barbilla (puerta interior corredera).
     
      Con pestillo regulable
La   largura del pestillo es regulable con el objetivo de poder adaptar su  cerradura a una puerta no convencional como los portales etc..
     


      Con control eléctrico
 
La cerradura eléctrica está destinada a una apertura  a distancia para entradas de bloques de pisos, centros médicos… el cerradero  eléctrico está fijado en el marco de la reja o de la puerta de entrada. La  cerradura funciona en baja tensión (8/12 voltios) y una presión encima del  botón de control, situado en el interior del edificio, que permite la  liberación automática del pestillo y la apertura de la puerta.
 
En caso de ruptura de la alimentación, la apertura se realiza manualmente  gracias a la llave que activa en este caso la escuadra de  ½ vuelta.
Generalmente se propone un transformador y un muelle para la apertura de la  puerta.
Esta cerradura puede estar equipada de un cilindro doble o de un cilindro  con botón.
     

      Tubular
 
También llamadas cerraduras con  botón. Estética  y facilidad de utilización,  esta cerradura realizada con un monobloc y también con un pestillo ½ vuelta y  empuñadura.
 

      Anti pánico
Cerraduras concebidas para puertas de  servicio con el objetivo de facilitar la evacuación en caso de incidente. Estas  son reversibles y están equipadas de una barra lateral para una apertura desde  el interior. Una simple presión sobre esta barra desbloquea el pestillo de la  cerradura y permite la apertura inmediata de la puerta siempre empujando..
 

     
Este tipo de cerradura se utiliza principalmente en el  sector hotelero pero también en edificios de oficinas y bloques de pisos y  posee las diferentes funciones de cierre : con empuñadura, condenación y  doble entrada de llave y cerrojo con cilindro.
La mayor parte de los modelos ofrecen una salida siempre  libre.
     
En opción, una empuñadura exterior y un cilindro permiten  abrir y de condenar desde el exterior
A partir del modelo de base con un punto de cierre  lateral, también es posible de añadir un kit de varas en la parte de arriba y  de abajo y obtener de este modo una cerradura con 3 puntos de condenación.


10

ACABADOS

      Carcasa arqueada o prensada
El nivel de seguridad puede depender  de la fabricación de la carcasa o caja de su cerradura de sobreponer. Una  cerradura con una carcasa arqueada por plegamiento será menos resistente que  una cerradura con una carcasa prensada  (sin ningún pliegue aparente).
     


Cerradura carenada – esconder-varas o esconde-guías

- El carenaje es una funda utilizada  por las cerraduras de sobreponer multipuntos. Cubre toda la longitud de la  cerradura sobre el largo de la puerta y aporta un efecto decorativo.

- Esconde-guías que protegen las  varas de las cerraduras de sobreponer multipuntos, las varas pueden ser  visibles o escondidas gracias a un esconde-guías.

- las esconde-varas son fundas  metálicas o de PVC que esconden el juego de varas de las cerraduras  multipuntos.

Acabado estandard o anti corrosion

Un acabado estandar sera suficiente  para puertas intermediarias, al interior de una habitación. En cambio para una  cerradura instalada en la puerta de entrada, en el exterior o en una zona  húmeda será necesario elegir una cerradura anti corrosión.

      

      

      Colores
Tradicionalmente encontramos  4 colores para este tipo de cerraduras :  plateado metálico, blanco, negro y marrón (cada  fabricante posee generalmente su tonalidad de marrón, más o menos fuerte, más o  mensos dorada)
     

Hacer una pregunta